Desaparecen dos pescadores de Xcalak que revelaron a prensa internacional playeo de drogas

en ACTUALIDAD

Don Luis y “El Guanaco” detallan la práctica del “playeo” o “paqueteo” en las costas de Xcalak; en el reportaje “El Caribe Turbio”

Dos de las fuentes que aparecen sin reservar su identidad en un reportaje realizado en colaboración por El País y El Faro, se encuentran desaparecidos tras revelar una de las formas en las que operan para encontrar droga en las playas mexicanas.

Así es como el narcotráfico se beneficia de la presencia de sargazo en las costas mexicanas de Xcalak

Don Luis y “El Guanaco” son los personajes que detallan la práctica del “playeo” o “paqueteo” en las costas de Xcalak, en Quintana Roo.

En el caso de Don Luis, un hombre de 58 años, según confirmaron fuentes a La Silla Rota, se reporta como desaparecido junto con su esposa. Una versión de los hechos indica que habrían sido llevados en una embarcación dos días después de la publicación del primer capítulo del reportaje multimedia “El Caribe Turbio“, trabajo periodístico de Jacobo García, Teresa de Miguel (video) y Fred Ramos (fotografía).

En tanto, las mismas fuentes señalaron que “El Guanaco”, un lanchero que buscaba “ladrillos” de cocaína entre el sargazo de las costas, fue víctima de un intento de decapitación con un machete. Luego del atentado, el hombre tuvo que salir de México; originalmente, es de nacionalidad salvadoreña.

Dentro del mismo reportaje, se precisa que los pobladores de Xcalak señalan a las autoridades como los capos de la región, entre los que destacan el delegado Luis Lorenzo López y su segundo al cargo, así como a Obed Durón Gómez, alcalde de Mahahual.

El Guanaco recibió un montón de golpes hace dos semanas. Por sus nudillos, en carne viva, se deduce que se defendió como pudo pero fue una paliza en toda regla. Diez personas, entre ellos el alcalde, le patearon hasta dejarlo molido. Y por los silencios en su narración, da la sensación de que se pasó de listo. Estaba trabajando para uno de los capos locales, o lo que es lo mismo, cobrando por playear y buscar en el mar y, por tanto, utilizando la lancha, gastando gasolina y recibiendo algo de dinero adelantado, pero dejó a su patrón y se puso a trabajar para otro”, apunta el trabajo periodístico publicado el pasado 22 de junio., .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de

Ir a Arriba