Con capacitación, inician reparaciones por caso de Addisbel

en Chetumal

Chetumal.- Hoy, personal del Ayuntamiento comenzó una capacitación sobre perspectiva de género, en las instalaciones de la Comisión de Derechos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), con lo que se inicia a acatar la recomendación emitida por el deplorable tratamiento dado al caso de Addisbel N., cuyo agresor se le permitió escapar después de ser detenido.
Marco Antonio Toh Euán, titular de la Cdheqroo, comentó que son seis medidas las que se indicaron en la recomendación emitida al Ayuntamiento de Othón P. Blanco, cuya aceptación fue “complicada”, según admitió.
Las medidas incluyen la disculpa pública; la reparación de los daños, que incluye tanto una suma de dinero como reparación en especie (pago de tratamientos); así como la garantía de no repetición, que se hace a través de la capacitación del personal.
Según el ombudsman, se trata de una exigencia de la ley que el municipio debe acatar.
Cabe recordar que Addisbel fue agredida salvajemente en la entrada de su casa, quedando al borde de la muerte. Su presunto agresor, su pareja sentimental, Noel Jesús Castro Santeliz, fue detenido por agentes municipales, que lo entregaron a un agente de la Policía Estatal, quien, en lugar de consignarlo ante la Fiscalía por intento de homicidio, lo llevaron a los separos de Seguridad Pública, por una falta administrativa, por indicaciones de un jurídico de la Policía Estatal.
El juez calificador le decretó únicamente unas horas de arresto para el agresor.
Aunque no recibieron el detenido de manos de la Policía Estatal, a Fiscalía General del Estado fue notificada de la presencia del sospechoso en los separos; incluso, un agente de la Policía Ministerial, al parecer adscrito a la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer, acudió a los separos y entrevistó al sujeto, sin tampoco optar por detenerlo.
Al cumplirse las horas de arresto, la policía municipal le advirtió a la Fiscalía que estaban por liberar a Noel Castro, sin que el organismo reaccionara. Fue solo cuando ya se había retirado el sospechoso, que la dependencia comenzó a integrar la averiguación. Pasarían otros dos días para que solicitaran la orden de aprehensión, tiempo más que suficiente para que este hombre desapareciera.
Por el caso, el agente de la Policía Estatal y el jurídico fueron separados temporalmente de su cargo; sin embargo, un juez rechazó vincularlos a proceso por los hechos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de

Ir a Arriba