Falta de recursos disminuido obra pública en el sur hasta un 30%

en Chetumal

 

Chetumal.- A unos días de concluir octubre, siguen sin liberarse los recursos federales destinados a obras, lo que ha afectado al sector de la construcción en el sur del estado con una desaceleración de casi 30 por ciento. El problema es grave, puesto que la industria de la construcción en la capital depende hasta en un 85% de obra pública, a diferencia de la zona norte, donde sí hay obra privada, afirmó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Quintana Roo.
“Aquí en el sur 85 o 90 por ciento de las empresas están dedicadas a la obra pública porque prácticamente la obra privada es nula; probablemente en el norte no tengan tantos problemas, pero en el sur sí estamos atorados; esperemos que, a fin de año, si bien no se cumple el 100 por ciento de las expectativas cuando menos haya más licitaciones y oportunidades de trabajo, para que puedan comer pavo nuestros constructores”, apuntó en entrevista Miguel Ángel Villanueva García.
Dice que tanto faltan obras de la Secretaría de Obras Públicas (Seop) como las del Instituto de Infraestructura Física Educativa (Ifeqroo), y que han sido tan pocas las que han sacado que tuvieron que hacer paquetes pequeños de obras en escuelas para poder darle cabida a más constructores.
El mismo titular de la Seop, quien dicen siempre ha estado en contacto con ellos, les dice que no hay recursos y que esto depende de Sefiplan. En tanto, la Secretaría de Finanzas y Planeación remarca que los recursos provenientes de la Federación no han sido liberados.

CIFRAS
En cuanto a las cifras de las obras por licitar y realizar dice que Ifeqroo planeaba destinar unos 400 millones de pesos, de los que ya debe haber licitado entre 60 y 80 por ciento. En cuanto a la Seop dice que las obras podrían ser por hasta mil 200 millones de pesos, de los cuales también se ha licitado cerca de un 70 por ciento. Aunque en ambos casos las obras se han licitado, pero no se han liberado recursos.
Algo similar pasa con CAPA, que tiene obras pactadas, pero Conagua, que es la que tendría que darle recursos, no lo ha hecho.
“Dependemos mucho del gobierno federal; nosotros somos 250 afiliados en Quintana Roo, como el 50 o 60 por ciento tiene trabajo para subsistir y los demás, un 20 por ciento tiene trabajo y el resto lucha por tener obra a fin de año; sería un cierre de año difícil pero tenemos la esperanza de salir adelante; los constructores somos guerreros siempre”, concluyó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de

Ir a Arriba